Bases

Para pertenecer al grupo y núcleo:

1/ Personas comprometidas consigo mismas (deberemos reconocernos entre nosotros personalmente).

1.1/ Estas personas son el núcleo de todos. Aportarán liquidez mensual ‘x’ o periódica de sus haberes según sus disponibilidades. Están dispuestas a colaborar en todo según necesidades. Por sus hechos se reconocerán.

2/ Personas interesadas en que el proyecto siga en marcha, se mantenga y desarrolle.

2.1/ Estas personas son el refuerzo del todo. Aportarán liquidez o donaciones según sus posibilidades. Estarán dispuestas a colaborar en todo según necesidades. Por sus hechos se reconocerán.

Con esto entonces, ¿en qué grupo quieres estar?

– Imprescindible, todos queremos que el proyecto funcione, por eso es fundamental que quienes formemos parte del mismo, demostremos saber trabajar en grupo y ser constantes en el aprendizaje.

– Trabajar constante y persistentemente en la creación de un modelo social distinto y sostenible que sirva de ejemplo para posteriores réplicas.

– Centros Hábitat se reserva el derecho de admisión. Si algún miembro perjudica el proyecto y pasado un tiempo no encamina su actitud, la asamblea determinará que tiene que abandonar el proyecto (releed el primer párrafo).

– Única entrada de ‘x’ € para la compra de recursos y aumento de la riqueza económica de Centros Hábitat. La cuota es pagada por toda la unidad familiar (entre todos) y no por cada miembro.

– La cuota abonada por la unidad familiar se reserva durante 30 días, periodo de prueba para los miembros de la unidad familiar. Pasado este tiempo, la asamblea valora: si son aptos, el dinero se usará para el proyecto; si no lo son, se devuelve la cantidad íntegra.

– Como cada vez seremos más, y estimando que tardaremos en alcanzar un bienestar colectivo unos tres años (en cada zona en la que iniciemos), hay que considerar que si nuestro trabajo es persistente, una vez alcanzado ese nivel, no será necesario seguir trabajando de la misma forma o con la misma intensidad. Nuestra nueva misión será la de mantenernos económicamente y disfrutar de nuestro ser.

– Tened en cuenta que en Centros Hábitat no existen ni ‘Amos’ ni ‘Siervos’. Pensaros muy bien el tipo de proyecto que estamos presentando y si esto vibra con vosotros rellenad el formulario aquí.

***Concepto de UNIDAD FAMILIAR: Conjunto de personas que compartan lazos familiares. Ejemplo: padres, hijos, nietos, etc…

RESUMEN DE LAS BASES

I. Convivencia solidaria (humanista)

II. Educación libre (niños + maestros = vida)

III. Alimentación Consciente (libre pero vegana)

IV. Viviendas sostenibles (bio-construcción)

V. Medicina (holística)

VI. Energías alternativas (divergentes)

VII. Economía local (autosuficiencia)

VIII. Administración (colectiva y coherente)

IX. Ocio (convergente)

X. Medio Ambiente (potenciar)

XI. Seguridad (profesionalismo)

XII. Telecomunicaciones (accesibilidad)

XIII. Marketing directo (objetivo)

XIV. Logística (comunidad)

XV. I + D (futuro – presente)

DESARROLLO DE LAS BASES

I. Convivencia solidaria (humanista)

I-I.) Principio del reconocimiento del otro. Constituimos una red de personas interrelacionadas social, afectiva y comunicacionalmente y por ello requerimos de la presencia del otro para subsistir. Con base a esto, es indispensable que comprendamos que el otro, también está ahí con sus aciertos y desaciertos, sus acuerdos y desacuerdos, sus déficits y virtudes, sus bondades, maleficencias y sus propias verdades. Reconocer que está ahí es necesario para pasar a una etapa regida por el valor de la aceptación. Reconocido y aceptado el otro como interlocutor válido, acompañado de un interés y una necesidad recíproca, podremos avanzar un paso para la convivencia.

I-II.) Principio de respeto por la diversidad de opiniones, pluralidad de ideas y diferencias individuales. Todos somos iguales y todos somos diferentes, de ahí que lo natural sea que exista diversidad de criterios, opiniones e ideas para interpretar la realidad que nos ha tocado compartir. El respeto como valor, faculta al ser humano para el reconocimiento, aprecio y valoración de las cualidades tanto de sí mismo como del otro. Implica marcar los límites de las posibilidades de hacer o no hacer de cada uno y la frontera donde comienzan o terminan las posibilidades de acción. Constituye una base para la convivencia en sociedad.

I-III.) Principio de tolerancia ante la ambigüedad y la incertidumbre. En un mundo cambiante como el que caracteriza este el nuevo siglo, lo esperado es la variación continua y permanente. En la sociedad actual el cambio constituye la regla, mientras que la estabilidad es la excepción; para ello también debemos prepararnos, ya que genera sentimientos de inseguridad, inestabilidad, ambigüedad e incertidumbre. Cuando construimos una hipótesis respecto de nuestro futuro y estas no se cumplen tal como lo teníamos previsto, nuestra forma de interpretar la realidad, intuiciones, expectativas, deseos y clima emocional, se encuentran amenazados. La incertidumbre entendida como un conjunto de realidades que tienden a sacarnos de un relativo confort, bien sea porque no responden a nuestras rutinas organizativas o personales habituales o porque implica la imposibilidad de predecir con absoluta certeza lo que vendrá, demanda, para afrontarlo, un cambio de actitud mental orientado por el valor de la tolerancia, para lo cual es necesaria la actitud crítica, reflexiva y constructiva sobre lo que acontece en el contexto.  La incertidumbre se gestiona con diálogo e interacción; se centra en el establecimiento de nuevas formas de relación y de vinculación, la cual debemos estar preparados para aceptar. Si queremos dar un nuevo paso hacia la convivencia en paz, el desafío es avanzar en el diálogo.

I-IV.) Principio de la comunicación asertiva. La comunicación asertiva es el arte de expresar lo que pensamos y sentimos sin ofender y de negociar sin perder la esencia de nuestros valores e ideas fundamentales. Constituye la posibilidad de buscar puntos de encuentro. En este contexto se hace prioritario desarrollar estrategias comunicativas orientadas hacia el conocimiento del otro, el diálogo permanente y la búsqueda de acuerdos que conduzcan a una convivencia en paz.

I-V.) Principio de expresión emocional. Para el mantenimiento de un equilibrio emocional interior, es indispensable manifestar lo que se siente de manera clara y precisa a los otros; los gigantes del alma: rabia, miedo y tristeza necesariamente tienen que ser identificados y controlados asertivamente para una convivencia en paz.

I-VI.) Principio de empatía. La empatía es la habilidad que permite consustanciarnos con el otro; conectarse con sus necesidades, intereses y sentimientos, para ofrecerle nuestra compañía, confianza y apoyo (con palabras, gestos o acciones), en un momento particular, cuando este la solicite. La empatía implica “ponerse en los zapatos del otro” para comprenderlo a partir de ella y vislumbrar salidas ante una situación problemática que atañe a todos.

I-VII.) Principio del cooperativismo. Se hace indispensable que se generen acciones orientadas hacia un mismo fin, para lo cual es necesario el trabajo en equipo. La solidaridad y el compromiso como principios éticos deben regir el comportamiento común para una convivencia en paz.

I-VIII.) Principio de pensamiento crítico, reflexivo y divergente para la resolución de conflictos. Es imperioso evitar el conformismo, la obediencia y la pasividad. Rehúye a la rigidez cognitiva y la incomprensión. Un pensamiento flexible es necesario para comprender la pluralidad y complejidad de las ideas; mantener un espíritu crítico y reflexivo ante lo que nos acucia, tener sentido del humor, estar abiertos a la risa, alejarse de creencias inmóviles, adoptar una actitud democrática, pluralista y participativa en cada acto de la vida. Se hace indispensable incorporar conocimientos, desarrollar destrezas y actitudes que sirvan de base para la toma de decisiones y la participación desde una perspectiva caracterizada por el pluralismo cultural, la interconectividad y la cooperación mutua. Una mente flexible permitirá escuchar al otro sin atacar, controvertir argumentativamente y no emocional e irracionalmente. Con esto estaremos abriendo otro nuevo camino para la paz y el entendimiento.

I-IX.) Principio de clarificación de valores. La discriminación, la intolerancia, el etnocentrismo, la obediencia ciega, la indiferencia, la insolidaridad y el conformismo constituyen actitudes y anti-valores que dificultan la convivencia en paz. En todo momento deben prevalecer los valores de justicia, equidad, cooperación mutua, solidaridad, independencia para la toma del proceso de decisiones, etc. Por ello, es importante poner en práctica la tolerancia, la empatía, la humildad, el respeto por la diversidad y las diferencias. En las circunstancias actuales se constituyen en unos valores imprescindibles para la convivencia ciudadana.

I-X.) Principio de responsabilidad individual. Finalmente la conformación de un contexto para la convivencia en paz es tarea de todos. Con las actitudes, comportamientos y ejercicios de los valores de manera individual, se contribuye a la generación de un ambiente favorable (o no) para la convivencia. Reconocerlo es tarea de todos.

II. Educación libre (niños + maestros = vida)

II-I.) Hoy estamos aquí gracias a la educación del pasado. La pregunta es, ¿estamos avanzados emocional, espiritual y profesionalmente de forma suficiente como para decir “somos inteligentes” para obtener todo aquello que soñamos de forma Consciente? Muchos dirán SÍ, otros, NO. Lo que está claro es que hoy nos encontramos donde nos encontramos y lo que también está claro, es que no somos libres.

II-II.) El tipo de educación que nuestro espíritu necesita, es una educación libre. No podemos sentarnos 15 años en un pupitre y leer y leer, sin ver cómo la vida avanza de una forma práctica. Los niños, en sus primeras etapas de vida, están obligados a tocar, ver, preguntar y sentir todo lo que alberga nuestro planeta. Los maestros son los que tenemos que estar ahí en esos momentos, para enseñar de forma Consciente y práctica, en cada momento lo que la vida nos muestra con todo su esplendor.

II-III.) De esta forma el tipo de educación que se enfoca, es una educación natural, en la que los niños aprenden desde la no-directividad, es decir, no interfiriendo en la toma de sus decisiones, ni dirigiéndola, respetando el proceso del desarrollo humano, confiando en la vida y en la posibilidad de que el hombre puede construirse a sí mismo.

III. Alimentación Consciente (libre pero vegana)

III-I.) El tipo de alimentación que queremos es una alimentación Consciente, libre de tóxicos, de sustancias refinadas e industrializadas, con productos hechos de forma artesanal, caseros y naturales que provengan de nuestra huerta y animales, hechos con nuestras manos y amor.

III-II.) Centros Hábitat está abierto a todas aquellas personas interesadas en el proyecto, siempre y cuando su alimentación, si no es actualmente vegana, sea este un motivo para el cambio, encaminándose en un cierto periodo de tiempo (adaptación). Pues tu cuerpo, los animales y el planeta, lo van a agradecer.

III-III.) Enfocamos el tener animales (vacas, ovejas, gallinas, etc…) dentro de Centros Hábitat pues somos Conscientes que fuera del proyecto hay personas que siguen tomando lácteos, quesos, huevos, etc… de esta forma, obtenemos un doble beneficio:

1º) Aquellas personas que aún toman estos derivados, informarles que los nuestros están producidos de forma natural, sin químicos y sin estresar a los animales, ni sus ciclos.

2º) Tenemos la opción de servir (vender) estos derivados a grupos de consumo y obtener un beneficio el cual favorezca el desarrollo de Centros Hábitat.

III-IV.) Para mantener la unión de convivencia y reducir los gastos de tiempo y energía, todos los días comemos juntos. El desayuno y la cena son libres y a cargo de cada miembro, pero el horario de comida es común. No obstante, cada cual tiene sus compromisos y todos somos libres para expresar al grupo (con anterioridad) qué días nos vamos a ausentar.

IV. Viviendas sostenibles (bio-construcción)

IV-I.) Cada unidad familiar dispondrá de espacio suficiente dentro del recinto para la construcción de su vivienda. No se impondrá un único modelo de construcción pero sí valoraremos el diseño, los materiales y el tamaño final de la vivienda. Las construcciones tienen que ser sostenibles.

IV-II.) El tipo de construcción se enfocará de una u otra forma dependiendo de los recursos (materiales) que tengamos en cada zona.

IV-III.) Aunque la edificación sea libre, las viviendas contarán con las habitaciones necesarias para los miembros de la unidad familiar, un cuarto de aseo lo suficientemente espacioso y un salón-recibidor en el cual realizar la convivencia de dicha unidad familiar. Con esto, no se plantean cocinas individuales para cada casa, puesto que aparte de gastar más energía, se consume más material, dinero y espacio. Cada unidad familiar puede planificar un pequeño espacio para cocinar dentro de su vivienda, pero recordamos que dentro del proyecto se va a construir una cocina para la comunidad y si algún miembro o unidad familiar no desea comer algún día en grupo, puede utilizar dicho espacio para preparar su comida y llevarlo a su casa. Lo mismo sucede con el desayuno y las cenas: cada miembro entra en la cocina y tiene que sentirse libre de cocinar su alimento en sus horarios.

V. Medicina (holística)

V-I.) Cuando conducimos un vehículo, lo hacemos con sistemas de prevención, por ejemplo un cinturón. Al enfermar nuestro cuerpo, es síntoma de que nos falta algo que nos debería haber prevenido de dicha enfermedad.

V-II.) “Que la única medicina sea tu propio alimento” sí, tiene mucha razón y lógica, pero no toda. Hoy en día lo que comemos no es suficiente como para pretender que nuestro cuerpo esté fuerte. Los cielos, tierras y aguas de este siglo no son los mismos que en etapas anteriores. Los alimentos no crecen con los mismos aportes de nutrientes en tierra/agua que antes. No es suficiente.

V-III.) Existen muchos tipos de medicinas alternativas nuevas, incluso aún se sigue manteniendo la medicina tradicional china (aquella en la que sólo pagas cuando el médico consigue curarte la enfermedad), pero también existe la medicina normal-mundial, aquella que se realiza en laboratorios a base de químicos. Con esto, y bajo la visión de Centros Hábitat, cada miembro es libre de decidir en base a su salud; aunque es verdad que el tipo de personas que vamos a estar en el proyecto seamos Conscientemente más avanzadas en espíritu, no podemos obligar a nadie a que no tome fármacos recetados por su médico de cabecera para curarse una enfermedad bajo las creencias de su médico. Lo que sí exigimos es que todos tenemos que sanar nuestro cuerpo – alma – mente de una forma más natural con procesos holísticos y homeopáticos.

V-IV.) Dentro del proyecto vamos a estar varias personas encargadas en el conocimiento, práctica y difusión de este tipo de terapias naturales con el objetivo de potenciar las cualidades de todos los miembros, para así ayudarnos a sanarnos entre todos.

VI. Energías alternativas (divergentes)

VI-I.) Aunque temporalmente estemos en los inicios conectados a una empresa de red eléctrica nacional, el objetivo del proyecto es sustentarnos en las energías divergentes: eólica, solar, overunity (energías libres), etc… entre otras.

VI-II.) Cada persona tiene unos gastos energéticos (electricidad, comida y agua) muy distintos. No se limita el consumo de los recursos pero se exige un consumo responsable. Para esto es muy interesante que cada miembro sea capaz de conocer cuál es el mínimo consumo necesario en su día a día.

VII. Economía local (autosuficiencia)

VII-I.) Relacionado con el desarrollo económico del proyecto, cada persona es libre de aportar según sus posibilidades. Pero siempre habrá que aportar, de una u otras formas.

VII-II.) Para formar parte del proyecto, existe una única cuota pagada por toda la unidad familiar, en la cual se incluyen: alimentación para toda la unidad familiar por un período máximo de 90 días (después tendrán que subsistir con su huerto, entre otras posibilidades), coste de materiales para empezar y terminar una casa en la que puedan vivir todos los miembros de la unidad familiar, gastos para recursos intermedios (como agua potable, espacios sanitarios, desplazamientos y otros gastos) y también se incluye en la cuota una aportación a Centros Hábitat para que podamos seguir creciendo en dicha zona y aportar riqueza al resto de proyectos que inicien en otras zonas.

VII-III.) El grupo funciona como un verdadero núcleo dónde los beneficios son de todos.

VII-IV.) Además, según vayamos avanzando en el desarrollo del proyecto, iremos abriendo nuevos canales económicos. Por ejemplo: primero tenemos que comer nosotros, pero una vez que tengamos extensión y producción suficientes para abastecernos nosotros del huerto, empezaremos a tener tomates y cebollas (por ejemplo) de sobra, es aquí cuando podremos abrir una sección en la cual vender a los vecinos, pueblos cercanos o incluso a grupos de consumo. También está la opción de la artesanía, sesiones de formación a niños y adultos, sesiones terapéuticas a vecinos, asistencia en ferias y mercadillos, bio-construcciones o aquellos que entendemos en albañilería y otros oficios, dar la posibilidad a los pueblos cercanos de ofrecer nuestros servicios, entre otros…

VIII. Administración (colectiva y coherente)

VIII-I.) Algo tan evidente como el colectivismo. Dentro de la administración entran muchos (todos) los ámbitos a la hora de crear y gestionar una comunidad, por este motivo todos tenemos que ser parte de la administración de la misma. Tanto a la hora de crear como a la hora de llevarlo a cabo.

VIII-II.) No solo somos libres, si no que tenemos que creérnoslo. Si crees que tienes que hacer algo, simplemente hazlo. Eres libre. Pero siempre hazlo desde el amor y la Consciencia. El conocimiento vendrá cuando tenga que venir pero actúa y muévete desde el amor y harás que el mundo gire.

IX. Ocio (convergente)

IX-I.) Habrá muchos aspectos en los que varios no podamos estar de acuerdo. Pero el ocio no es símbolo de desunión, todo lo contrario. Por eso, hay momentos y espacios habilitados para el tiempo libre y el ocio en grupo en el cual estamos todos – TODOS.

IX-II.) Todos proponemos juegos que nos hagan interactuar con el resto. Esta es una herramienta indispensable también para la resolución de conflictos.

X. Medio Ambiente (potenciar)

X-I.) Allá donde Centros Hábitat se asiente, tiene que potenciar, limpiar y cuidar ese entorno. Mejorándole con más de lo que exista en cada espacio, interactuando con el resto de seres vivos que allí se encuentren y aprendiendo de la propia naturaleza.

XI. Seguridad (profesionalismo)

XI-I.) Existen protocolos de trabajo a la hora de plantar o retirar el tomate de la planta. También existen protocolos de trabajo a la hora de poner la primera piedra de la vivienda o al poner la última teja. Con esto informamos que la seguridad a la hora de trabajar (cualquier aspecto) es sumamente importante y necesaria.

XI-II.) La seguridad es trabajo de todos, exigirlo y proponerlo – TRABAJO DE TODOS.

XI-III.) Existe un fondo común en el cual aportamos todos (dentro de nuestras posibilidades), dicho fondo es custodiado por todos los miembros de Centros Hábitat, siendo responsable todos los miembros en caso de que pasara algo.

XI-IV.) Todos defendemos y protegemos al resto de miembros, recursos, materias y espacios que Centros Hábitat alberga.

XII. Telecomunicaciones (accesibilidad)

XII-I.) Ahora y aquí tenemos acceso a internet pero hay espacios en los cuales no llega la cobertura. ¿Esto es bueno o malo?

XII-II.) En todos los espacios en los que Centros Hábitat tenga un emplazamiento, existirá una conexión (por muy lejos que pueda aparentar) de tal forma que todos los miembros de cada equipo estén unidos y enterados de las necesidades y avances que puedan sucederse en cada zona.

XIII. Marketing directo (objetivo)

XIII-I.) Teniendo en cuenta que el tipo de proyecto que es Centro Hábitat y su envergadura, llegamos y tenemos acceso para cubrir todas las necesidades que el ser humano tiene (o pueda tener). No somos ni tan grandes, ni tan pequeños, simplemente SOMOS el resultado de una suma de valores. Valores aportados por cada miembro.

XIII-II.) ¿Tienes hambre? Tenemos alimento.

¿Tienes frío? Tenemos cobijo.

¿Quieres curarte de una forma alternativa? Tenemos el método.

¿Te gusta la permacultura y la bio-construcción? Aquí tienes tu espacio.

¿Quieres que tu hijo crezca rodeado de otros valores? Nosotros también.

¿Te gusta construir tu futuro con más personas como tú? ¡Únete!

XIV. Logística (comunidad)

XIV-I.) Entre nuestras comunidades (repartidas por España) habrá siempre una unión y compromiso a la hora de compartir recursos y beneficios.

XIV-II.) Quizá en un terreno de alguna parte de Extremadura que presenta mucho castaño y encina se podrá utilizar dichos recursos para obtener aportes económicos para los miembros de ese equipo, pero puede ser que otros miembros situados en Galicia no tengan dichos recursos en su terreno y no puedan calentar sus casas en invierno porque carezcan de madera. Por este motivo es muy necesario un sistema de logística, que ayude a que los recursos se compartan con otros equipos de otras zonas (según necesidades).

XV. I + D (futuro – presente)

XV-I.) El desarrollo del proyecto está enfocado desde los inicios en el futuro de sus miembros. Por ello estamos creando un método o sistema para que en futuras réplicas, el desarrollo (de las actuaciones) sea más breve, barato y de mayor calidad.

Las personas que realmente estén interesadas y sientan que este proyecto ‘vibra’ con ellos, pueden acceder a enviar el formulario pinchando aquí.

A %d blogueros les gusta esto: